Noemí Bras

NADIE NOS HA ENSEÑADO NADA SOBRE LA RELACIONES DE PAREJA Y SOBRE LOS LÍMITES DEL AMOR. AMAR NO SIGNIFICA SUFRIR Y ESO QUE PARECE TAN OBVIO, A LA MAYORÍA SE NOS OLVIDA CON DEMASIADA FACILIDAD.

Soy Noemí. Enfermera y psicoterapeuta, he dedicado toda la vida a acompañar a personas en procesos de curación y transformación. Mediante la Psicosomática Clínica (Biodescodificación), la Terapia Regresiva, el PNL y el Coaching Estratégico, entre otras técnicas, he tenido la oportunidad de asistir a verdaderos cambios personales y vitales gracias al empoderamiento personal.

Mi experiencia profesional me ha demostrado que la fuerza interior es tan potente que puede hacer superar cualquier situación adversa en la vida. Incluso las situaciones más límite.

Hace unos años lo pude comprobar con mi propia experiencia personal. Sufrí la separación de una relación tóxica y, de la noche a la mañana, la vida que había construido durante años se desmoronó por completo. Lo perdí todo. Caí en un pozo de negatividad, baja autoestima, dificultades económicas, soledad…, y sentí un vacío enorme en mi interior, que, sin embargo, fue el detonante para decidir cambiar mi actitud, recuperar el poder que había perdido y empezar a dibujar una nueva vida coherente conmigo misma.

Sé que te puedo ayudar porque yo también estuve en tu lugar y tras varias relaciones donde yo seguía obsesionada por conseguir que funcionaran a cualquier precio, me olvidé de mí, me perdí el respeto y me convertí en una yonqui de amor y lo que es peor, siempre acabaron dejándome y yo sintiéndome siempre insuficiente por no saber tener una relación estable.

No cambió mi forma de pensar hasta que me di cuenta de que nadie era responsable de mi felicidad, como yo no lo era de la de nadie y si esto era así, tenía que empezar a tomar decisiones para que empezaran a cambiar las cosas. Sincerarme conmigo misma y mirarme de frente, no fue fácil. Yo que siempre he sido tan segura de mi misma,  no me reconocía, me avergonzaba de cosas que había hecho y me sentía ridícula por no haberme querido más y haber sabido irme a tiempo.

Entender por qué funcionaba así, fue difícil ya a la vez muy liberador, darme cuenta que yo misma creaba y permitía estas relaciones de dependencia, de contigo ni sin ti, de renunciar en nombre del amor y dejar de ser yo para agradar.

¡Y lo conseguí! Hoy puedo decir que he conseguido tener la vida que siempre había deseado, sintiéndome libre y feliz.

Es desde mi caso personal, pues, que ahora deseo contar y compartir este proceso de transformación que he vivido, a través del movimiento global #AlasdeCambio, a todas aquellas personas a las que pueda servir de inspiración. Mi lema es Si yo pude, tú puedes, porque entre tú y yo no hay ninguna diferencia.

Agradezco de corazón a la vida por todos los grandes desafíos que me ha planteado, que me han llevado a hacer de mi trabajo mi verdadera pasión. Me enorgullece decir que adoro acompañar a personas como tú en su proceso de cambio, y me reconforta enormemente ver los resultados en cada uno de vosotros. Gracias, gracias y gracias.

Recuerda que todo lo que ha pasado, te ha sucedido únicamente para que puedas tener la gran oportunidad de descubrirlo por ti mism@. Y, si quieres, vamos a hacerlo junt@s.